Síntomas, causas y opciones de tratamiento

¿Tiene problemas para usar los antebrazos? ¿Siente su muñeca adolorida y debilitada, lo que le dificulta escribir o escribir palabras usando su teclado? Si experimenta estos síntomas comunes, es posible que tenga una afección nerviosa conocida como síndrome del túnel carpiano. El síndrome del túnel carpiano (CTS, por sus siglas en inglés) es una condición de un nervio mediano presurizado que corre a través de sus antebrazos, continúa a través de un camino llamado túnel carpiano y llega a su mano.

La función principal de este nervio es ser responsable del movimiento de todos los dedos excepto el meñique. Además, según los expertos, las mujeres tienen tres veces más probabilidades de padecer este síndrome en comparación con los hombres debido a sus pequeños túneles carpianos. Si desea obtener más información, puede preguntarle a su médico acerca de CTS y preguntarle sobre las posibles opciones de tratamiento para su afección.

Síntomas del síndrome del túnel carpiano

Aquí están los siguientes síntomas de CTS que le gustaría observar:

Puede sentir esto generalmente en su dedo pulgar, índice, medio y anular. También hay casos en los que puede sentir una ligera descarga eléctrica en los dedos.

Estas descargas eléctricas pueden pasar por la muñeca hasta el brazo, lo que dificulta la realización de sus actividades habituales. Puede sentir este síntoma generalmente cuando conduce, usa su teléfono, lee un periódico y puede despertarlo de su sueño.

En algún momento, puede ser difícil para usted sostener y agarrar las cosas correctamente. Puede dejarlos caer de vez en cuando, especialmente cuando comienza el hormigueo. Esto se debe al entumecimiento de la mano oa la debilidad de los músculos de los dedos, que están controlados por el nervio mediano.

Además, puede reducir la presencia de estos síntomas dándose la mano. Sin embargo, esto podría no ser efectivo en una condición gradualmente severa. A medida que empeora el CTS, es probable que experimente menos control de agarre. Además, puede experimentar un dolor intenso y calambres en las manos. Además, el empeoramiento de los casos puede conducir a lo siguiente:

Requiere más tiempo para sus impulsos nerviosos Sensación y control reducidos de sus dedos Coordinación reducida entre sus dedos

Si estos síntomas le impiden realizar sus actividades regulares y reducen su calidad de vida, considérelos una señal y programe una cita con su médico lo antes posible. Este paso es importante para prevenir el daño permanente a los nervios, que ocurre principalmente en pacientes con STC que no buscan tratamiento médico inmediato.

Causas del STC

La causa principal del CTS es la presión sobre el nervio dentro del túnel carpiano. Además, no hay una causa única para CTS. Cualquier actividad que promueva la compresión del nervio mediano puede provocar este síndrome, o una combinación de diferentes actividades puede fomentar la formación de la afección.

Estas son las causas comunes que podría necesitar saber sobre el síndrome:

Actividades como escribir a máquina y otros movimientos repetitivos que involucran las muñecas, especialmente si las manos están más bajas que las muñecas, pueden contribuir al desarrollo de STC. Afecciones médicas como diabetes, artritis, hipotiroidismo u obesidad pueden promover la aparición de STC. Estar embarazada.

Opciones de tratamiento para el STC

Los síntomas del CTS pueden intensificarse gradualmente con el tiempo, especialmente si no se los revisa lo antes posible. Por eso es importante consultar a su médico para evitar que el caso sea grave.

Las opciones de tratamiento para CTS dependerán del diagnóstico de su médico. Por lo general, los primeros tratamientos que recomendará su médico no son quirúrgicos, especialmente si los síntomas que experimenta son leves.

Los tratamientos no quirúrgicos son soluciones médicas no invasivas y pueden incluir lo siguiente:

Como los síntomas pueden volverse más activos por la noche y puede resultarle difícil dormir bien, su médico puede recomendarle que use un aparato ortopédico o una férula para evitar que la muñeca se doble mientras duerme.

Los aparatos ortopédicos son cruciales para prevenir y reducir la presión sobre el nervio mediano, ya que mantienen las muñecas en una posición neutral. Además, el equipo puede reducir los síntomas mientras realiza sus actividades habituales durante el día.

Tomar medicamentos de venta libre

Los medicamentos de venta libre (OTC) o los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno, el paracetamol y el naproxeno sódico, pueden ayudar a reducir la hinchazón y el dolor. Sin embargo, es posible que estos medicamentos no funcionen para quienes tienen afecciones graves. Si ese es tu caso, habla con tu médico inmediatamente.

Cambio de estilo de vida y hábito

Dado que los principales contribuyentes al desarrollo del STC son los movimientos frecuentes y repetitivos, cambiar su estilo de vida y sus hábitos puede evitar que los síntomas empeoren o reducir su aparición. Esto es imprescindible, especialmente para aquellos que mantienen las muñecas extendidas la mayor parte del tiempo.

Si tiene actividades que pueden empeorar los síntomas, puede cambiarlas para retrasar la progresión de la afección. Si su trabajo consiste principalmente en estas actividades, es posible que también tenga que cambiar su lugar de trabajo y el proceso.

Realizar ejercicios de deslizamiento nervioso

Algunos ejercicios pueden ayudar a reducir los síntomas del síndrome del túnel carpiano, así que pregúntele a su médico si todavía se aplican a usted. Su médico también puede derivarlo a un fisioterapeuta para que lo ayude con su condición.

Inyección de drogas antiinflamatorias

Su médico puede inyectarle un corticosteroide en el túnel carpiano para reducir el dolor y la hinchazón durante algún tiempo. Además, su médico también puede usar esto para ayudar a diagnosticar su caso con precisión. Recuerde, el efecto de estas inyecciones es solo temporal. Sin abordar la causa raíz, algunos síntomas pueden aparecer después de los efectos de las inyecciones.

Estos son todos los tratamientos no quirúrgicos que su médico le recomendará como primera línea de tratamiento. Sin embargo, en algún momento, estos tratamientos ya no funcionarán. Si ese es su caso, su médico puede recomendarle que se someta a operaciones quirúrgicas.

Además, el tipo de cirugía que recomendará su médico, según la gravedad de su afección. El objetivo principal de las cirugías CTS es prevenir daños mayores mediante la extirpación de los tejidos blandos que presionan el nervio mediano. Entonces, estas son las operaciones quirúrgicas que su médico puede presentarle:

La cirugía principal que se realiza para abordar la causa raíz del STC se denomina liberación del túnel carpiano. Esta cirugía se puede realizar de dos maneras: liberación abierta y endoscópica del túnel carpiano. Sin embargo, ambos procedimientos comparten el mismo objetivo: eliminar los ligamentos que siguen presionando los nervios medianos dentro del túnel carpiano.

Estos ligamentos forman un techo sobre los nervios y los tendones, lo que inhibe sus movimientos relajados. Quitarlos le dará al túnel carpiano espacio adicional para sus nervios y tendones.

Además, las cirugías del túnel carpiano se pueden realizar fácilmente con una tasa de éxito de más del 90% y principalmente de forma ambulatoria. La cirugía comienza con la aplicación de anestesia general para ponerlo a dormir. El médico también puede usar anestesia local para adormecer el área afectada. Después de la preparación habitual, el médico puede proceder con la cirugía, que puede ser abierta o endoscópica.

Como sugiere el nombre, su médico abrirá la palma de su mano con un pequeño corte para tener una visión clara del área afectada. Luego, su médico extraerá el ligamento para liberar espacio y reducir la presión. Sin embargo, estos ligamentos pueden volver a crecer, pero dado que hay más espacio alrededor del nervio, también se aliviará la presión.

A diferencia del método anterior, este proceso quirúrgico solo requiere un pequeño orificio para insertar el endoscopio con una cámara en el extremo. Este equipo servirá como el ojo de su médico y, junto con eso, también se insertarán algunas herramientas de corte. Estas herramientas especiales se utilizarán para extraer los ligamentos del carpo.

Antes de que su médico decida qué tipo de cirugía usar, le informarán sobre los beneficios y los riesgos que tienen ambas operaciones, y discutirán con usted cuál es la mejor para su condición.

Efectos posquirúrgicos a observar

Después de la cirugía, puede experimentar lo siguiente:

Dolor muscular y debilidad, que pueden tardar algunas semanas en resolverse. Formaciones de cicatrices. Lesiones en los vasos sanguíneos y los nervios.

Si experimenta estos síntomas después de su cirugía, llame a su médico y verifique su condición. Por lo general, su médico puede recomendarle que evite realizar actividades forzadas con la mano y la muñeca para permitir una curación adecuada. Todo el proceso de curación puede tardar unos meses, pero la piel puede curarse durante un par de semanas.

Ultimas palabras

Si está experimentando algunos de los síntomas presentados anteriormente, sería mejor que su médico los revise de inmediato. De esta manera, podrá evitar que la condición empeore. Además, su médico puede tratarlo de primera mano con tratamientos no quirúrgicos. Sin embargo, si estos tratamientos no funcionan, es posible que deba volver a visitar a su médico y ver si es candidato para la cirugía.

Antes de proceder con la cirugía, aclare todos los pros y los contras de la cirugía, especialmente la posible complicación después del procedimiento. De esta manera, estarás preparado para lo que te espera, y si estas complicaciones se presentan, acude a tu médico y revisa tu caso nuevamente.

Además, el mejor curso de acción es evitar que ocurra. Asegúrese de mantener siempre las muñecas rectas y en la posición correcta mientras trabaja, tome los descansos necesarios y use engranajes de soporte cuando sea necesario.

Descargo de responsabilidad: Las declaraciones, opiniones y datos contenidos en estas publicaciones pertenecen únicamente a los autores y colaboradores individuales y no a Credihealth y el editor o editores.

Llama al +91 8010-994-994 y habla GRATIS con los Expertos Médicos de Credihealth. Obtenga asistencia para elegir el médico especialista y la clínica adecuados, compare el costo del tratamiento de varios centros y actualizaciones médicas oportunas

Source link

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

COSAS PARA MUJERES
Redactora

Como mujer quiero compartir mi punto de vista de diversos temas que nos interesa. Espero que todo el contenido sea de gran relevancia para ti.

ADVERTISEMENT

Get fresh updates
about my life in your inbox

SIGUENOS EN
Our gallery