Nutrición para el estreñimiento durante el embarazo

El estreñimiento es un trastorno digestivo que ocurre debido a una nutrición inadecuada en la dieta de una persona. Durante el embarazo, la situación empeora, provocando muchas molestias a la madre. La razón principal detrás de esto es la digestión lenta y otros desequilibrios hormonales.

Puedes sufrir de estreñimiento durante todo el embarazo. Sin embargo, este trastorno se soluciona fácilmente con una dieta adecuada y otras medidas.

Los síntomas

Debido a los frecuentes cambios biológicos, una mujer puede experimentar varios síntomas de estreñimiento durante el embarazo. Algunos de los signos comunes incluyen:

  • Menos de tres deposiciones por semana
  • Esfuerzo excesivo para defecar
  • Heces duras y grumosas y una sensación de insatisfacción, debido a la incapacidad para limpiar adecuadamente el recto

Si experimenta tales síntomas con frecuencia, discútalos con su médico en la próxima reunión.

Causas comunes del estreñimiento

El estreñimiento durante el embarazo tiene muchas causas. En general, las razones importantes incluyen la baja ingesta de fibra y la hidratación insuficiente durante el día.

Algunas de las otras causas incluyen:

  • El consumo de alimentos que no son fácilmente digeribles puede ser desfavorable para la condición.
  • Durante el embarazo, los niveles más altos de hierro están presentes en las vitaminas gestacionales. Aunque el hierro es necesario para el desarrollo saludable de un bebé, dificulta que las bacterias intestinales descompongan los alimentos. Sin embargo, el cambio hormonal es una causa crucial del estreñimiento durante la incubación.
  • La progesterona es la causa más conocida de trastornos digestivos en el embarazo. Los ovarios lo secretan y liberan durante todo el período de gestación. Se sabe que calma los músculos esenciales para llevar a un bebé en desarrollo. Eventualmente, también relaja los músculos del estómago y los intestinos, retrasando significativamente el proceso de digestión.
  • Con el tiempo, el bebé y el útero crecen, llenando los órganos internos. Esto hace que su tracto gastrointestinal se comprima, se desplace y, a veces, incluso se bloquee. El bebé puede ejercer presión sobre su recto, lo que dificulta el drenaje del contenido.

Los siguientes cambios físicos pueden empeorar aún más durante el embarazo. Pero afortunadamente, los cambios positivos pueden tratar el estreñimiento de manera efectiva. Estos incluyen cambios en su dieta, estilo de vida y hábitos de tratamiento. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a prevenir y manejar fácilmente esta situación.

Aumenta el contenido de fibra de tu dieta

Incluir suficiente fibra es clave para una buena función digestiva. Una cantidad suficiente de fibra a lo largo del día ayuda a aliviar aún más el estreñimiento. También elimina la hinchazón que se siente durante el embarazo.

Potencialmente sería mejor consume de 25 a 30 gramos de fibra al día para optimizar el tránsito intestinal. Las frutas, las legumbres, los cereales integrales y los frijoles son fuentes ricas en fibra. Puedes incluir:

Frutas: Peras, fresas, guayaba, zapote, manzanas y plátanos

Verduras: Zanahorias, remolachas, verduras de hoja verde, baquetas

Cereales: Lentejas, guisantes, frijoles, garbanzos, mijo africano (ragi), amaranto (ramdana) y sorgo (jowar)

Semillas y alimentos secos: Almendras, semillas de chía, cocos, nueces, semillas de girasol y calabaza y pistachos, dátiles secos, higos y orejones

Precaución:

El consumo excesivo de fibra puede producir un exceso de gases, lo que lleva a la acidez. Si desea aumentar el contenido de fibra de su dieta, hágalo gradualmente hasta alcanzar el nivel de ingesta diaria sugerida. Esto facilitará que su sistema digestivo se adapte al cambio en la nutrición.

Incluye probióticos en tu dieta

El uso de probióticos durante el embarazo es común, especialmente para las personas con problemas gastrointestinales como el síndrome del intestino irritable y la diarrea. Ayuda a su sistema digestivo a realizar su función de manera efectiva. Al aliviar los intestinos para que los alimentos avancen, también reduce la propagación de problemas de salud adicionales.

La fuente más conocida es la cuajada casera, hecha fermentando la leche, dejando bacterias en el producto final. Otros probióticos como kanji, arroz fermentado, encurtidos caseros, chucrut, kombucha y kimchi también son buenas fuentes.

Mantente hidratado

El cuerpo humano naturalmente se compone de 70% de agua por sí mismo. Mantener este nivel de regulación agrega comodidad a su sistema digestivo al mover la fibra de manera eficiente. Por otro lado, esto puede parecer demasiado difícil de lograr en la práctica, pero el El objetivo es beber unos 2,72 litros de agua al día. Optimizará la digestión y eliminará sustancias tóxicas.

Además, beber bebidas calientes puede aliviar los síntomas digestivos que ocurren durante el embarazo. Las bebidas calientes de jengibre, el té caliente o el agua caliente con limón pueden ser eficaces para estimular el tracto digestivo. Recuerde limitar el consumo de cafeína tanto como sea posible durante el embarazo.

Divide tus comidas en porciones

Cambiar su dieta a comidas pequeñas y frecuentes contribuirá en gran medida a aliviar la incomodidad del estreñimiento. Descomponer los alimentos en partes ayuda a los órganos digestivos a descomponerlos más completamente, eventualmente moviéndolos a través de los intestinos, el colon y finalmente fuera del cuerpo. Incluso las comidas del tamaño adecuado antes del embarazo pueden ser demasiado para su sistema ahora.

Tener cantidades más pequeñas de alimentos hace que su dispositivo sea eficiente y ayuda a absorber los nutrientes esenciales de él. Esta práctica de alimentación ayuda al feto a obtener todos los nutrientes sin sobrecargar su sistema.

Para obtener más información sobre cómo planificar sus prácticas de comidas, consulte este blog sobre Maridaje de nutrientes.

Ejercítate activamente

El movimiento físico ayuda a permitir que las deposiciones superen el estreñimiento. No importa qué ejercicio haga hasta que mantenga su cuerpo en movimiento. Encuentre una actividad a la que su cuerpo cambiante se sienta cómodo adaptándose e inclúyala en su rutina de ejercicios.

Hacer ejercicio o practicar yoga regularmente puede ayudar a aliviar el estreñimiento durante el embarazo

Hacer ejercicio o practicar yoga regularmente puede ayudar a aliviar el estreñimiento durante el embarazo

Trate de hacer ejercicio durante unos 20 a 30 minutos, al menos tres días a la semana. Te mantendrá con energía durante todo el período de gestación. Asegúrese de hablar sobre su rutina de ejercicios con su médico para confirmar que es seguro para usted y su bebé. Salga a caminar cada vez que tenga tiempo entre las tareas. Incluso una caminata de 10 minutos es útil para ayudar a la digestión.

Personaliza tu proceso de planificación

Cada embarazo es diferente, por lo que es una experiencia única para cada persona. Sus síntomas de embarazo pueden diferir de la experiencia de alguien en su familia o círculo de amigos. ¡El período de gestación es tan espontáneo que los signos pueden contrastar con sus propios embarazos anteriores!

El mejor consejo en tal caso será comprender sus estímulos. Preste especial atención a los alimentos y actividades físicas que son buenos para usted e identifique aquellos que le causen molestias. Mantener una nota de su rutina y las experiencias correspondientes lo ayudará a rastrear su respuesta de manera efectiva.

Si necesita ayuda para diseñar un plan de nutrición que satisfaga sus necesidades durante el embarazo, ¡Descarga nuestra aplicación de Play Store y App Store y nuestro equipo de nutrición estará encantado de ayudarte!

Fuente

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

COSAS PARA MUJERES
Redactora

Como mujer quiero compartir mi punto de vista de diversos temas que nos interesa. Espero que todo el contenido sea de gran relevancia para ti.

ADVERTISEMENT

Get fresh updates
about my life in your inbox

SIGUENOS EN
Our gallery
EnglishSpanish