Las muertes por enfermedades del corazón han aumentado durante COVID

29 de noviembre de 2022: las muertes por enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares entre los adultos que viven en los Estados Unidos han disminuido desde 2010. Pero la pandemia de COVID-19 ha revertido esa tendencia a la baja en 2020, según muestra una nueva investigación.

Era como si el COVID hubiera acabado con 5 años de progreso, devolviendo las tasas a los niveles vistos en 2015, dicen los investigadores.

Los negros no hispanos y los menores de 75 años se han visto más afectados que otros, ya que la pandemia ha revertido 10 años de progreso en esos grupos.

Rebecca C. Woodruff, PhD, presentó los resultados de estos estudios en las Sesiones Científicas de 2022 de la American Heart Association.

La tasa de mortalidad por enfermedades del corazón ha estado cayendo durante décadas en los Estados Unidos gracias a una mejor detección de los factores de riesgo, como la presión arterial alta, y mejores tratamientos, como las estatinas para el colesterol, dijo, declaró.

La disminución de las muertes por enfermedades del corazón entre 1900 y 1999 «ha sido reconocida como un el mayor logro de salud pública del siglo XX“, dijo Woodruff, quien es epidemiólogo de los CDC.

La reversión de esta tendencia positiva muestra la importancia de que las personas «trabajen con un proveedor de atención médica para prevenir y controlar las enfermedades cardíacas existentes, incluso en condiciones difíciles como la pandemia de COVID-19», declaró.

Woodruff afirmó que “todo el mundo puede mejorar y mantener su salud cardiovascular y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares siguiendo las Life’s Essential 8 de la American Heart Association – coma mejor, sea más activo, deje de fumar, duerma sano, controle el peso, controle el colesterol, controle el azúcar en la sangre y controle la presión arterial. »

«Las vacunas contra la COVID-19 pueden ayudar a todos, especialmente a quienes padecen una enfermedad cardíaca subyacente u otras afecciones de salud, y proteger a las personas de la COVID-19 grave», subrayó.

Andrew J. Einstein, MD, PhD, del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia en Nueva York, que no participó en esta investigación, dice que los resultados muestran «cambios muy preocupantes» en la disminución de las muertes por enfermedades cardíacas durante la última década.

Los resultados del estudio enfatizan que “como sociedad, debemos hacer esfuerzos para garantizar que todas las personas participen en el sistema de salud, con el objetivo de mejorar los resultados de salud del corazón, que se deterioró significativamente en 2020”, dice.

«Si no está viendo activamente a un proveedor de atención primaria, es importante encontrar uno con el que pueda tener una buena relación y hablar con usted sobre un estilo de vida saludable para el corazón; controle su presión arterial, sus niveles de azúcar y colesterol en la sangre; pregunte informarle sobre los síntomas y examinarlo en busca de una enfermedad temprana, y derivarlo a una atención cardíaca más especializada si es necesario”, dice.

Algunos resultados del estudio

Los investigadores analizaron los datos de los CDC PREGUNTARSE base de datos.

Identificaron a adultos de 35 años o más con enfermedades del corazón como la causa de la muerte.

Descubrieron que la cantidad de personas que murieron por enfermedades cardíacas por cada 100 000 personas (tasa de mortalidad por enfermedades cardíacas) disminuyó cada año de 2010 a 2019, pero aumentó en 2020, el primer año de la pandemia.

Este aumento se vio en la población total, en hombres, mujeres, en todos los grupos de edad y en todos los grupos raciales y étnicos hispanos.

En la población total, la tasa de mortalidad por enfermedades del corazón se redujo un 9,8 % entre 2010 y 2019. Pero esta tasa aumentó un 4,1 % en 2020, volviendo a la tasa que había sido en 2015.

Entre los negros no hispanos, la tasa de mortalidad por enfermedades cardíacas cayó un 10,4 % entre 2010 y 2019, pero aumentó un 11,2 % en 2020, volviendo a la tasa que había tenido en 2010.

De manera similar, entre los adultos de 35 a 54 años y los de 55 a 74 años, las tasas de mortalidad por enfermedad cardíaca disminuyeron de 2010 a 2019 y aumentaron en 2020 a tasas más altas que antes en 2010.

Para 2020, se perdieron alrededor de 7 años de progreso en la reducción de las tasas de muerte cardiaca en los hombres y 3 años de progreso en las mujeres, dijeron los investigadores.

Source link

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

COSAS PARA MUJERES
Redactora

Como mujer quiero compartir mi punto de vista de diversos temas que nos interesa. Espero que todo el contenido sea de gran relevancia para ti.

ADVERTISEMENT

Get fresh updates
about my life in your inbox

SIGUENOS EN
Our gallery
EnglishSpanish