Las dietas no han mejorado mucho en todo el mundo; Estados Unidos cerca del final de la lista

LUNES, 19 de septiembre de 2022 (HealthDay News) — A pesar de todo lo que la gente ha aprendido sobre una buena nutrición, las personas de todo el mundo no comen de forma mucho más saludable que hace tres décadas, concluyó un nuevo estudio global.

Las dietas están aún más cerca de un puntaje malo de cero, con mucha azúcar y carnes procesadas, que de un puntaje de 100 con muchas frutas, verduras, legumbres, nueces y granos integrales, informan investigadores de la Universidad de Tufts.

«El consumo de legumbres/nueces y verduras sin almidón aumentó con el tiempo, pero las mejoras generales en la calidad de los alimentos se vieron contrarrestadas por un mayor consumo de componentes poco saludables como la carne roja/procesada, las bebidas azucaradas y el sodio», dijo la autora principal, Victoria Miller. Es becaria postdoctoral en la Escuela Friedman de Ciencias y Políticas de Nutrición de Tufts en Boston.

Para el estudio, los investigadores midieron los hábitos alimenticios de adultos y niños en 185 países, según los datos recopilados de más de 1100 encuestas dietéticas.

El puntaje general global de alimentos es de alrededor de 40,3, lo que representa una ganancia pequeña pero significativa de 1,5 puntos entre 1990 y 2018, encontraron los investigadores.

Pero los puntajes variaron ampliamente entre las regiones, con promedios que van desde 30,3 en América Latina y el Caribe hasta 45,7 en el sur de Asia.

Solo 10 países, que representan menos del 1% de la población mundial, tenían puntajes alimentarios superiores a 50.

Los países con los puntajes más altos en alimentos fueron Vietnam, Irán, Indonesia e India, mientras que los países con puntajes más bajos fueron Brasil, México, Estados Unidos y Egipto.

Según los investigadores, las mujeres eran más propensas a comer de forma más saludable que los hombres, y las personas mayores más que los adultos jóvenes.

“La alimentación saludable también estuvo influenciada por factores socioeconómicos, incluido el nivel educativo y la urbanidad”, dijo Miller en un comunicado de prensa de la universidad. «En general y en la mayoría de las regiones, los adultos más educados y los niños con padres más educados generalmente tenían una mejor calidad general de alimentos».

La mala alimentación es responsable de más de una cuarta parte de todas las muertes prevenibles en todo el mundo, dijeron los investigadores en notas informativas.

Los países pueden usar estos datos para guiar las políticas que promuevan una alimentación saludable, dijo el Dr. Dariush Mozaffarian, cardiólogo y decano de políticas de la Escuela Friedman.

Source link

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

COSAS PARA MUJERES
Redactora

Como mujer quiero compartir mi punto de vista de diversos temas que nos interesa. Espero que todo el contenido sea de gran relevancia para ti.

ADVERTISEMENT

Get fresh updates
about my life in your inbox

SIGUENOS EN
Our gallery
EnglishSpanish