Curar huesos rotos es más complicado de lo que parece

26 de agosto de 2022: sanar un hueso roto no siempre es un proceso sencillo de ponerse un yeso y esperar a que el cuerpo haga su trabajo con el tiempo. Los muchos materiales que componen nuestros huesos tienen diferentes densidades e interactúan de muchas maneras que afectan la curación de las fracturas.

Una fractura que no se repara correctamente se llama pseudoartrosis, y en un hueso largo, como el hueso de la pierna, puede ser incapacitante. Y los médicos no siempre pueden decir cuándo se ha producido una falta de unión, y mucho menos cómo predecir su probabilidad por adelantado. Pero la investigación sobre las técnicas de imagen ósea cambiará eso y les dará a los médicos una visión del futuro para ayudarlos a detectar problemas antes.

Investigadores de ingeniería mecánica de la Universidad de Lehigh en Bethlehem, Pensilvania, están utilizando imágenes óseas y pruebas mecánicas virtuales para desarrollar un sistema más modelo preciso del proceso de curación.

Un modelo virtual puede ayudar a los médicos a reconocer cuándo un hueso se está desviando de un proceso de curación saludable para que puedan intervenir antes. La clave es comprender mejor el proceso físico en el área de curación donde se repara la fractura.

dentro del elenco

El proceso de curación comienza cuando el cuerpo reconoce la fractura y envía células inmunitarias para causar inflamación. La hinchazón es la señal de advertencia del cuerpo para que deje de usar la parte lesionada.

Los glóbulos también se acumulan alrededor de la lesión y esta masa de células, un hematoma o coágulo de sangre, llena el espacio en la fractura. Durante la próxima semana, un tipo de hueso blando llamado callo reemplaza gradualmente el coágulo de sangre y mantiene el hueso unido, pero no lo suficientemente apretado como para comenzar a usarlo todavía. Después de varias semanas, el callo tiene tiempo para endurecerse y luego el hueso duro comienza a reemplazar al callo duro.

Pero es difícil ver qué tan bien resultan estas últimas etapas en las radiografías, porque los callos duros y los huesos duros se ven muy similares. Los ingenieros se esfuerzan por comprender las propiedades mecánicas del hueso y el callo, como la masa y la densidad, para predecir mejor cuándo el hueso duro ha reemplazado completamente al callo. Predecirlo demasiado pronto podría dificultar el proceso de curación si la persona usa el hueso normalmente antes de que esté completamente curado.

Los modelos informáticos anteriores no podían distinguir con precisión los callos duros de los huesos duros, en gran parte porque los mismos callos están formados por diferentes tipos de tejido con diferentes propiedades físicas.

Pero esta nueva investigación se basa en la prueba de la tensión ejercida sobre el hueso durante la torsión. Los investigadores introdujeron los resultados de estas pruebas y las imágenes de TC correspondientes en una computadora para modelar el proceso de curación. Las áreas más claras de la imagen representan un hueso más rígido y duro, por lo que su trabajo ayudó a los investigadores a determinar el punto de corte cuando el material deja de tener callosidades y se convierte en hueso. Conocer este punto final puede ayudar a identificar cuándo ocurre antes la falta de unión, lo que puede ayudar a los médicos a comprender mejor cómo y por qué falla el proceso de curación para que puedan ayudar.

Source link

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

COSAS PARA MUJERES
Redactora

Como mujer quiero compartir mi punto de vista de diversos temas que nos interesa. Espero que todo el contenido sea de gran relevancia para ti.

ADVERTISEMENT

Get fresh updates
about my life in your inbox

SIGUENOS EN
Our gallery
EnglishSpanish