¿Cuál es la diferencia entre un andador tradicional y un andador de pie?

Su nivel de movilidad puede tener un impacto significativo en su vida cotidiana. Si sufre de problemas de movilidad debilitantes, hay opciones disponibles para mejorar su calidad de vida.

Al diseñar un plan para mejorar su rango de movimiento y aumentar la productividad, los expertos recomiendan que las personas mayores exploren todas sus opciones de ayuda para la movilidad para tomar una decisión bien informada. En pocas palabras, los dispositivos de movilidad brindan a los usuarios una sensación de autosuficiencia y libertad de la que de otro modo se habrían visto privados en sus años de jubilación. Desafortunadamente, la disminución de la destreza, las lesiones inducidas por caídas y las condiciones crónicas pueden requerir una ayuda para la movilidad. De lo contrario, un paciente tendrá que depender totalmente de sus cuidadores.

Para aquellas personas discapacitadas interesadas en recuperar su independencia y moverse por su casa con facilidad, busque ayudas para la movilidad dentro de su rango de precios y consulte las reseñas de los clientes una vez que haya reducido sus principales contendientes. Con las innovaciones en tecnología, el andador tradicional ya no es su única opción.

Para una movilidad óptima, puede ser conveniente tomar la ruta del andador de pie. Los andadores de pie brindan a los usuarios varios beneficios que cambian la vida. Para elegir la ayuda de movilidad adecuada para su estilo de vida, nivel de actividad y tipo de impedimento de movilidad, revise la siguiente información.

Entendiendo a los andadores tradicionales

Por definición, los andadores tradicionales son ayudas para la movilidad que brindan apoyo a personas con discapacidades y restricciones de movilidad. A la luz de su diseño resistente, estas ayudas para la movilidad pueden ayudar a las personas a lograr estabilidad. Un andador de pie también puede ayudar a los usuarios a lograr una mejor sensación de equilibrio cuando se mueven de un lugar a otro.

Aunque los andadores tradicionales han ayudado a innumerables personas discapacitadas a moverse de manera independiente, algunos clientes creen que estas ayudas para la movilidad pueden mejorar la condición física del usuario. Con sus características para reducir la tensión y alinear la columna, el andador de pie ha ganado una rápida popularidad.

Una mirada a los andadores de pie

¿Qué diferencia a los andadores de pie de los andadores tradicionales? Los andadores estándar cuentan con un diseño que obliga a los usuarios a encorvarse ligeramente mientras caminan. Los andadores de pie son un juego de pelota completamente diferente y fiel a su nombre. Con un andador de pie, un usuario puede mantener una posición erguida, hacer contacto visual y reducir la tensión del cuello.

Como una desventaja adicional del andador tradicional, el arrastrar los pies es un comportamiento típico exhibido entre los usuarios de andadores estándar. Si bien es una tendencia aparentemente inocente, arrastrar los pies puede causar molestias, lesiones y dolor de espalda.

Desafortunadamente, el andador tradicional es más que incómodo. Estas ayudas para la movilidad pueden tener consecuencias duraderas para la salud, ya que pueden ejercer presión y tensión en diferentes partes del cuerpo, incluidas las manos, las muñecas, el cuello y la espalda. No tome estas dolencias potenciales a la ligera. Si bien el dolor de cuello puede parecer un pequeño precio a pagar por una mayor movilidad, la mala postura puede causar mala circulación, deterioro de la función pulmonar y problemas de digestión, lo que puede generar una gran cantidad de facturas médicas.

Cuando optas por un andador de pie frente a otros modelos tradicionales, tu cuerpo te lo agradecerá. Recuerde, el encorvamiento constante puede tener efectos perjudiciales en pacientes de todas las edades y discapacidades.

Afortunadamente, un enjambre de vendedores de ayuda para la movilidad ha lanzado recientemente andadores de pie como parte de su stock actual. Aunque muchas personas confían en los andadores tradicionales para realizar diversas actividades cotidianas, nunca es demasiado tarde para cambiar a un andador de pie.

Estas ayudas para la movilidad han cambiado la vida de aparentemente innumerables personas discapacitadas. Ya no son los días en que un paseo por el parque o un viaje al supermercado se siente como una tarea imposible. Los usuarios pueden visitar a sus amigos y familiares con un andador, asistir a fiestas o hacer recados. Como beneficio adicional, estas ayudas de movilidad tecnológicamente avanzadas ofrecen a las personas discapacitadas una sensación de comodidad con su estructura fácil de usar.

Al elegir un andador tradicional, es posible que, sin darse cuenta, limite su libertad para completar las tareas de forma independiente. No cometa el error de elegir una ayuda para la movilidad que lo restrinja, en lugar de apoyarlo. En su lugar, investigue los beneficios de mejora de la movilidad de los andadores de pie.

¿En qué se diferencian los andadores tradicionales y los andadores de pie?

Los andadores tradicionales y de pie tienen estructuras diferentes y brindan beneficios únicos. En términos generales, los andadores de pie hacen que los usuarios se sientan más seguros mientras se mueven y completan las tareas diarias, lo que promueve una mejor estabilidad. Las personas discapacitadas o las personas mayores que desean reducir los temblores a menudo se inclinan por los andadores de pie.

Como beneficio adicional, el diseño de estos andadores empodera a los usuarios al permitirles pararse erguidos y exudar confianza, lo cual no es posible con un andador tradicional que los obliga a encorvarse. Dado que estas ayudas para la movilidad alientan a los usuarios a caminar de una manera mucho más natural, puede cubrir distancias más largas sin experimentar dolor ni molestias. Con funciones centradas en la comodidad, puede hacer mucho más ejercicio y mantener un estilo de vida más activo. Si es una persona de la tercera edad que quiere incorporar ejercicios cardiovasculares regulares, un andador de pie es superior a un andador estándar, un bastón, un andador con ruedas o un dispositivo de movilidad obsoleto.

Otras ventajas del uso del andador de pie

Los andadores de pie pueden ser dispositivos útiles para las personas que desean mejorar su postura y aumentar su resistencia. Estas ayudas para la movilidad también pueden ayudar a los usuarios a mantener una sensación de normalidad. Una vez que su físico ha disminuido lo suficiente como para justificar el uso de ayudas para la movilidad, estas personas discapacitadas y las personas mayores pueden hacer contacto visual, estrechar la mano de extraños, entrar a una entrevista con confianza, etc.

Dado que los andadores de pie ofrecen mucha estabilidad, no hacen que sus usuarios se sientan tan fuera de control como sus opciones tradicionales. Los andadores de pie permiten que las personas caminen erguidas. Caminar erguido constantemente puede ayudar a disminuir el desgaste relacionado con las articulaciones y maximizar la energía. Cuando opta por un andador de pie, puede disfrutar de una mayor autoestima, aumentar la resistencia y reducir drásticamente la sensación de dolor.

En resumen

A pesar de los conceptos erróneos populares, las discapacidades físicas no son sentencias de muerte. Si desea hacerse cargo de su movilidad, debe tomarse el tiempo para investigar los andadores de pie y sus beneficios. Por lo general, estos andadores vienen con frenos bloqueables, reposabrazos ajustables y otras características convenientes. Para obtener más información, comuníquese con un minorista acreditado de ayuda para la movilidad.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

COSAS PARA MUJERES
Redactora

Como mujer quiero compartir mi punto de vista de diversos temas que nos interesa. Espero que todo el contenido sea de gran relevancia para ti.

ADVERTISEMENT

Get fresh updates
about my life in your inbox

SIGUENOS EN
Our gallery
EnglishSpanish