7 maneras completamente naturales de aumentar su testosterona

Los síntomas bajos de testosterona van desde la irritabilidad hasta la depresión y desde la lentitud hasta la pérdida de fuerza muscular y flexibilidad. Si tiene problemas de ánimo bajo o poca energía, es hora de que revise su testosterona. La testosterona baja puede ser un síntoma de problemas en su sistema endocrino que deben abordarse. Mientras tanto, considere hacer cambios en sus actividades y su dieta para aumentar su nivel de testosterona. En este artículo, te contamos cómo aumentar la testosterona de forma natural.

Comprender los dos tipos de testosterona

La fracción de testosterona libre de nuestro nivel total de testosterona que no está unida a ninguna proteína suele ser un pequeño porcentaje de la cantidad total. Hay dos tipos de testosterona: 98 por ciento de testosterona unida y testosterona libre, que constituyen aproximadamente el 2 por ciento de la cantidad total en el cuerpo de una persona.

La testosterona unida se combina con la globulina transportadora de hormonas sexuales (SHBG) o albúmina, mientras que la variante libre se encuentra en las venas y no está adherida a los órganos corporales.

La testosterona es la hormona que más influye en el desarrollo del carácter masculino. Es una hormona sexual que se encuentra tanto en hombres como en mujeres, aunque las mujeres tienen menos cantidad en los ovarios. La maduración masculina se ve fuertemente afectada por la testosterona, especialmente durante la pubertad cuando ocurren cambios físicos y psicológicos.

1) Ejercicio: Resistencia y Cardio

Impulsar su actividad cardiovascular puede hacer mucho para ayudarlo a controlar su estrés y levantarle el ánimo. Aún mejor, la actividad cardiovascular moderada puede ayudar a su cuerpo a quemar más calorías durante todo el día y hacer que sea más fácil mantener el peso.

El ejercicio de resistencia te ayudará a desarrollar tejido muscular con el tiempo. Evita golpear las pesas con demasiada intensidad si has estado fuera del gimnasio por un tiempo. Una distensión o un desgarro harán que sus entrenamientos sean más difíciles y aumentarán sus niveles de estrés. La testosterona baja no se verá favorecida por niveles más altos de la hormona del estrés cortisol.

2) Manejar el Estrés

Los altos niveles de estrés pueden generar altos niveles de cortisol, y los altos niveles de cortisol contribuyen a niveles bajos de testosterona en la sangre. Si bien todavía hay investigaciones que deben realizarse sobre esta conexión, tiene sentido que manejar su estrés de manera efectiva sea bueno tanto para su cerebro y su cuerpo como para sus niveles de testosterona.

Manejar el estrés está estrechamente ligado a manejar tus pensamientos. Presta especial atención a palabras como:

Estas palabras bloquean tu pensamiento y destruyen tu capacidad de ser flexible y ver una salida a tu problema. Mucha gente piensa que la depresión tiene que estar ligada a la tristeza, pero muchas personas que sufren de depresión en realidad están enfadadas e irritables. La ira y la frustración constantes pueden dañar sus relaciones y hacer que se sienta aislado e incluso más enojado.

A medida que trabaja para seguir fortaleciendo su cuerpo y hacerlo más flexible, asegúrese de mantener su mente y su espíritu flexibles y fuertes evitando las palabras de encierro.

3) Proteja Su Sueño

Revise cuidadosamente su espacio para dormir. ¿A cuánta luz estás expuesto cuando intentas conciliar el sueño y permanecer dormido? ¿A qué temperatura está tu habitación? ¿Qué tan cómoda es su cama y su ropa de cama? Si es hora de actualizar cualquier aspecto de tu dormitorio, hazlo. Realice los cambios necesarios para mejorar la calidad de su sueño.

4) Cuida tu dieta

Si se ha sentido deprimido, es posible que coma muchos alimentos reconfortantes. Sin embargo, los alimentos ricos en carbohidratos realmente pueden aumentar de peso. Comience por hacer pequeños cambios. Revise el diseño de su plato y asegúrese de que haya algo crudo que forme parte de cada comida, ya sea fruta o verdura.

Manténgase alejado de los edulcorantes artificiales y asegúrese de que su primera bebida sea agua. Aléjese poco a poco de los alimentos y bebidas muy endulzados y reemplácelos por opciones más saludables.

5) Vivir mejor sin productos químicos

Cuando necesita relajarse, es tentador buscar alcohol o drogas. Sin embargo, hay indicios de que las drogas que alteran el estado de ánimo pueden tener un gran impacto en los niveles de testosterona. Los opiáceos en particular pueden dañar su capacidad para regular su cuerpo y su mente. Si es posible, si necesita algo que lo ayude a relajarse o manejar una situación estresante, intente comenzar con una caminata para mantener el ánimo antes de alterar su cerebro.

6) Toma algunos rayos

La vitamina D es una manera maravillosa de devolver el equilibrio a su cuerpo. Incluso si no puede tomar el sol debido a la sensibilidad de la piel, trate de recibir suficiente luz solar todos los días para fijar esa vitamina D en sus huesos y músculos. Tome un suplemento si simplemente no puede obtener la luz solar que necesita a diario.

Aumente su ingesta dietética con alimentos ricos en calcio como el yogur, el queso y la leche. Si no puede comer productos lácteos o decide no hacerlo, aumente su consumo de alimentos de soya, frijoles y almendras.

7) Revise sus opciones de suplementos

Si toma un multivitamínico, agregar un suplemento de zinc es un buen paso. Además, si no come carne, considere aumentar su ingesta de vitamina B, B6 y B12. Si tiene dificultades para tomar suplementos o vitaminas porque le causan malestar estomacal, considere acompañar su vitamina con puré de manzana. Otra opción es reemplazar su vitamina con un cereal fortificado que le brindará la nutrición que necesita sin causar malestar estomacal.

Todos estos cambios pueden facilitar que su cuerpo produzca un nivel más saludable de testosterona. Ninguno de ellos será rápido, pero cada uno de ellos puede marcar una pequeña diferencia. Controle su estado de ánimo, su nivel de energía y su nivel de fuerza a medida que realiza estos ajustes. Además, hable con su médico acerca de otro análisis de sangre.

Descargo de responsabilidad: Las declaraciones, opiniones y datos contenidos en estas publicaciones pertenecen únicamente a los autores y colaboradores individuales y no a Credihealth y el editor o editores.

Llama al +91 8010-994-994 y habla GRATIS con los Expertos Médicos de Credihealth. Obtenga asistencia para elegir el médico especialista y la clínica adecuados, compare el costo del tratamiento de varios centros y actualizaciones médicas oportunas

Source link

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

COSAS PARA MUJERES
Redactora

Como mujer quiero compartir mi punto de vista de diversos temas que nos interesa. Espero que todo el contenido sea de gran relevancia para ti.

ADVERTISEMENT

Get fresh updates
about my life in your inbox

SIGUENOS EN
Our gallery